Zundert. Serie de cervezas trapistas (VI).

 

zundert-trappist

Nos hace especial ilusión estar cada vez mas cerca de un pequeño objetivo, probar todas las cervezas y estilos trapenses. Zundert nos permite decir que hemos probado las dos únicas trapistas holandesas, sé que no es mucho pero algo es (je je).

La localidad holandesa de Zundert da nombre a esta segunda cerveza trapense de los Países Bajos y la novena en el mundo. El apreciado sello de ATP  le fue concedido el 23 de noviembre del 2013 aunque la actividad se remonta al 2012.

La Abadía María de Resorts basaba su economía en la cría del ganado pero este negocio fue perdiendo peso en los ingresos de la comunidad y, poco a poco, plantearon nuevos modelos de negocio para sustentar la congregación. Como primer paso buscaron asesoramiento en otras congregaciones en la materia que nos ocupa, la producción de cerveza. Una vez decididos a dar el paso, buscaron el emplazamiento más adecuado de la futura fábrica, que fue llamada Trappisten Brouwerij de Kievit. El lugar elegido, y predilecto, un antiguo granero donde durante mucho tiempo se almacenó el grano y forraje para los animales, se transformó en una moderna fábrica equipada con equipo para producir hasta 40 hl/lote.

 Impresiones generales de la cata: ( CP: 27/03/16, Lote: L:27CN B2 16:50 y fecha de cata: 09/10/14)

Zundert Trappist

Según he podido averiguar, es una cerveza Tripel de 8 % de alcohol, pero con algunas características que no cuadran con el estilo, lo que la hace un poco compleja de valorar.

En nariz presenta un ligero toque especiado (nuez moscada y canela) y picante, muy sutil, a esto se puede sumar una sensación afrutada y floral (mezcla de lúpulo y levadura?), de igual modo muy sutil. Lo que mas destaca es la malta, presente en notas a pan tostado y caralemo.

La apariencia es lo primero que nos choca respecto a las Tripel. Es de un color cobrizo brillante y opaco con una espuma abundante y cremosa de color beige. Uno cuando lee Tripel, como un estilo, espera un color dorado claro y brillante y esta cerveza es mucho más parecida a una cuadrupel que a una tripel.

En boca, los sabores dulzones de la malta, tostados y caramelo fueron los que mas notamos. También pudimos notar el picante y la especia (levadura?). La sensación en boca final tiene un cierto regusto amargo bastante agradable y original, con un postgusto seco, suave, amargo y aterciopelado y un “calentamiento” de la garganta, típico de los licores, que hace perceptible el alcohol, pero simplemente una sensación final.

La sensación de ligereza en el cuerpo de la cerveza y una carbonatación moderada también se hace algo raro.

Qué sensación nos dejó?, simplemente correcta, una buena cerveza, fácil de beber y que se salta un poco el estilo con algunos detalles diferenciadores. Pero como en todo, si proliferan como setas desvirtuaran el estilo y tampoco podemos decir que esta cerveza tenga nada de especial ni posibilidad de comparación con las 7 trapistas clásicas , como las podríamos llamar.

 

 

Anuncios

4 comentarios el “Zundert. Serie de cervezas trapistas (VI).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s