Belgian Beer Weekend (2013) II. Organización del Evento y primer día

Aqui viene la segunda parte del post con casi un año de retraso… Esta vez nos hemos superado!

El sábado madrugamos para poder hacernos con una buena bolsa de chapas, así que café en mano y el bolsillo lleno de dinerito nos pusimos en la cola de una de las 3 ó 4 cabinas de venta de chapas. Podéis imaginaros que a pesar de ser las 10 de la mañana la cola ya era estilo Nacho Vidal.

Chapa del Belgian Beer WeekendComo ya introdujimos en el primer post dedicado al evento, BBW I, esta feria es conocida en el mundo entero por ser uno de los eventos más importantes del mundo dedicado a la cerveza belga. Está organizado por la Federación de Productores Cerveceros Belgas (Federation of Belgian Brewers) cuyos miembros tienen por objeto la protección y divulgación tanto de la cerveza como del estilo belga. Este año se congregaban en el evento 51 productores belgas, se echó de menos alguno de los productores mas de moda como Struise. Fue agradable y un placer el espectáculo que las diferentes logias cerveceras daban en cada momento. Si sumamos las diferentes cervezas de los productores asistentes se ofrecían un total de unas 350 referencias de estilos tan clásicos belgas como Lambicas, Rojas Flamencas, Witbier, Abadía, Trapenses, y muchas más.

¿Cómo funcionó el evento?.

Plano de Belgian Beer Weekend 2013La localización no pudo ser mejor, la Grand Place de Bruselas se vistió con sus mejores galas para albergar en su zona central los diferentes puestos dedicados a la feria. El recinto estaba vallado, para no interrumpir el paso de turistas y transeúntes, contando un total de seis entradas que facilitaron, en gran medida, el acceso impidiendo que se produjeran aglomeraciones aunque, todo hay que decir, lo organización hubo de cerrar varias veces por estar el aforo completo.

En la zona de la Bolsa se encontraba el llamado Beer Street una barra de grifos con muestras de todos los productores que permitía oxigenar un poco la saturada zona de la Grand Place.

Para consumir, primero era necesario cambiar euros por chapas en alguno de los puestos repartidos por la zona. El precio de cada chapa era de un euro y las cervezas oscilaban entre 2, 3, 4 ó 5 chapas. Junto a las chapas te tocaba pagar una ficha de plástico, tres euros, que servia de “fianza” del vaso que en cada puesto te servian y que se devolvía a la entrega del mismo.

Esta primera jornada dio para probar muchas cervezas, algunas de ellas de estilos a los que no estamos muy acostumbrados como lámbicas yBelgian Beer Weekend guez por poner un ejemplo. Tomamos la Oude Guez de Boom, Saison Voisin, mejor ambre del 2012, la más que conocida Houblon Chouffe Tripel, peligrosamente rica con sus 9 %, una Rodenbach Vintage Lim. Edition del 2011, personalmente la que mas me sorprendio, una Ename Cuvee Rouge, de la fábrica De Ryck una Gouden Arend conmemorativa de los 125 años de la marca, una St. Louis Gueuze Fond Tradition de la cervecera Van Honsebrouck, una Gouden Carolus Hopsinjoor y Cuvée van de Keizer blauw del 2013, una tradicional La Caracole Ambrée, una Arend Blonde y Vanderghinste Ou Bruin. Y con estas cervezas terminamos la mañana contentos.

Ya con Débora y David, Observatorio Cervecero, nos pasamos al recinto de la Bolsa, más despejado, donde probamos la Cookie Beer, curiosa cuánto menos, es como tomar un pastelito de Belem en una cerveza. De vuelta al recinto principal una Pirate Tripel abrió la sesión seguida de una Val-Dieu Grand Cru y una Tripel, unas Dupont Saison y Biere du Miel y para finalizar una Petrus Aged Pale y Aged Red y unas Rodenbach Foederbier y roja de Flandes.

Durante el día la feria se amenizaba con música de las orquestillas locales y con desfiles de carruajes usados antaño en el transporte de las cervezas de las fábricas a sus destinos.

Ya entrada la noche, antes de cenar todos juntos, se proyectaban imágenes de Tin Tin en el palacio Real, con un bonito espectáculo que nos encantó, también fruto del alcohol en sangre jejeje.

Como fin de fiesta unos cuantos madrileños cerveceros quedamos para cenar en el Biere Circus, el cual recomendamos.

Luego obviamente, nos retiramos al hotel para descansar ya que aun nos quedaba mucho por hacer el día del Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s