Stift Engelszell, la primera trapista austriaca. Serie de cervezas trapistas (III).

stift engelszellSi los monasterios, en ocasiones, se financian haciendo queso, yemas de Santa Teresa, licores y demás productos muy valorados, llegar a conseguir el sello de ATP si produces cerveza es lo máximo a lo que puede aspirar un monje cervecero, colocando el producto entre los más solicitados.
Este monasterio austriaco consiguió el reconocimiento de la Asociación Trapista Internacional en junio del 2012 convirtiéndose en la segunda cerveza trapista fuera de Bélgica, de las tres que existen, y la octava en conseguir dicho privilegio.El monasterio trapense de Engelszell se encuentra en la zona alta de Austria, cerca de Passau (Alemania), a poca distancia del Danubio. Cuenta con tan sólo 9 monjes de los cuales 5 se dedican a la cerveza junto con otros cinco cerveceros laicos. Actualmente es la cerveza trapense con menos producción de todas sacando al mercado 2000 hl de las dos variedades, unos 1600 barriles.

stift_engelszell_abadia
Actualmente sólo dos referencias representan a esta abadía en los mercados y ambas homenajean a antiguos abades con sus nombres.

  • Benno, una cerveza estilo Dubbel de 7.2 % de alcohol. (Para mi, tira mas a Saison o FarmHouse Ale).
  • St. Gregorius, una cerveza clasificada dentro del estilo Belgian Strong Dark Ale (BSDA), de 9.7 % de alcohol.

¿Qué peculiaridades tiene esta cerveza frente a otras trapenses tradicionales?. Existe muy poca información, menos en castellano, sobre estas cervezas. De le etiqueta poco se puede sacar, citan los cuatro ingredientes básicos que todos conocemos y poco mas. La adición de miel de los panales de la abadía es uno de los elementos diferenciadores de esta cerveza frente a otras trapistas que emplean azúcar Candy con lo que la diferencia será apreciable. Otra diferencia puede verse en la levadura utilizada, es la única cerveza que utiliza levadura de vino alsaciano en su segunda fermentación y esto será otra de las características que podremos apreciar cuando la tomemos.
En particular la St. Gregorius está elaborada con maltas Pilsner, CaraMunich y roasted malt y combina dos tipos de lúpulos, Mühlviertel Aurora y Mühlviertel Magnum. Mühlviertel significa, Alta Austria, dado que estas variedades son cultivadas localmente. La primera de las fermentaciones se realiza empleando levaduras Trappiste Ale y la segunda mediante la levadura ya comentada.
La Benno se elabora con maltas Pilsner y Caramalt y, en esta ocasión, combina tres tipos de lúpulos, Mühlviertel Spalter Select, Mühlviertel Aurora y Alsacian Strisser Spalter. La primera fermentación esta realizada con levaduras de tipo Saison Ale y la segunda con la ya citada levadura de vino.

¿Cuáles son las impresiones generales tras probar esta cerveza?.
Cerveza BennoEmpezando por la hermana pequeña, la Benno. Esta Farmhouse Ale presenta un color ambarino claro en copa y una espuma abundante pero poco persistente de color beige. En el aroma es donde se pueden apreciar las primeras diferencias con respecto a otras trapistas. Su aroma se asemeja mucho a las Saison actuales, notas picantes y especiadas destacan nada mas acercar la nariz. Poco a poco se pueden apreciar aromas afrutados, me recuerda un poco a la mermelada de ciruela, así con algunas notas herbales combinadas con el dulzor de la miel. En boca choca, y desde luego no es lo que uno espera de una trapista, se puede apreciar lo atípico de las levaduras empleadas. De las sensaciones en boca que me produjo destacaría la sensación ácida inicial. Poco a poco van aflorando sabores afrutados, florales y cierta presencia de las maltas. Finalmente un retrogusto amargo y seco, muy apreciable, deja aflorar la combinación de los tres lúpulos empleados.
Me ha parecido una cerveza trapista especial, no una gran cerveza, pero bien acabada y fácil de beber. Se nota la mano de las nuevas tendencias y demuestra que una trapista, por definición, solo debería referirse al lugar donde se elabora y no marcar un estilo determinado. Quizás el gran pero de esta cerveza es su precio, demasiado alto como para repetir con frecuencia.Cerveza St. Gregorius

La hermana mayor y la que se supone ha de ser la joya de la abadía es la St. Gregorius. Las sensaciones que me dejó esta cerveza son muy buenas. Una cerveza de color negro, algo violáceo, con una espuma abundante al servirla pero con poca persistencia. El grano es bastante protagonista en el aroma de esta cerveza, toques a chocolate y café destacan de inicio. La miel es ligeramente apreciable, camuflada en gran parte por el dulzor. Y, como no, un toque a vino importante.
En boca es una cerveza muy densa con el alcohol bastante presente.  Buen cuerpo bien compensado con una carbonatación media. La primera sensación en boca que destaco es la cremosidad. Su densidad y alcohol no la hacen difícil de beber, ya que este último se aprecia, sobre todo, en la garganta siendo una sensación mas típica de los licores y vinos potentes que de la mayoría de las cervezas. La sensaciones giran en torno a las maltas tostadas empleadas, chocolate y café, con ciertos matices melosos de la miel hacen que los demás aromas pierdan protagonismo.

Una gran cerveza, con muchos matices y diferencias frente a otras cervezas de abadía. Ponerle un pero es fácil, los 5 pavos que cuesta, pero entendiendo lo limitado de su producción, desde aquí, se lo disculparemos.

¿Qué cualidades harían que estas cervezas fueran recomendadas?, la respuesta es sencilla para mi, son muy particulares dentro de las ATP y creo que merece la pena probarlas y descubrir la tendencia que siguen las trapistas de nueva generación.

Anuncios

7 comentarios el “Stift Engelszell, la primera trapista austriaca. Serie de cervezas trapistas (III).

  1. espuma regular, veo…las compraré en Bélgica, porque aquí son muy caras (demasiado caras en mi opinión), y compararemos notas de cata después 😉

    • Si no me equivoco, esta cerveza, me ha costado algo así cómo 2.33 o 2.66 €. Entiendo que es caro para ti, acostumbrada a comprarlas casi en fábrica, pero si la comparamos con los 3 € de media que nos cuesta una artesana, que sinceramente, no suele llegarle a los tobillos….( en fin creo que casi todos pensamos lo mismo).
      Un abrazo Ilse

    • Fallo gordo, estas Birras, opino igual 4.5 y 5 € demasiado para lo que son… Pero pruebalas, que algo distintas son.
      Los otros precios eran de otra cerveza, ya me parecia raro que hablaras del precio de las westmalle.
      Saludos!!!

      • jaja…ya pensaba – viendo tu primera respuesta – que había alucinado viendo el precio de las trapenses austriacas en una tienda de cerveza hace poco 😉 Uno de mis primos (en Bélgica, claro) las había comprado por la mitad del precio que ví yo aquí, y por eso te comenté lo de comprarlas en Bélgica. Si no, te habría pedido dónde habías encontrado los precios tan interesantes 😉
        Estamos de acuerdo : probar una artesana por 2.5€, bueno, vale, pero probar una por el doble o el triple (por un tercio), me sigue doliendo…y admito que es en parte el resultado de mi “historia belga” (como a mi marido español le cuesta igual pagar mucho por un vino correcto fuera de España).
        Saludos.

      • Jajaja, ni mire en que post comentaste. Esperemos que en unos años hablemos también de la cerveza en este país, como estamos haciendo hoy por hoy. Este año intentaremos escaparnos desde Holanda a Bélgica, que necesitamos la dosis de ‘flamenco’ jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s