Crónica del I encuentro de profesionales con cerveceros belgas

Los tres birrequeterosDespués de la resaca de este prolifero mes de Diciembre en cuanto a eventos cerveceros en la capital, toca el turno de postear uno de los eventos que mas ilusión me hizo y que repetiré sin duda, en la medida de lo posible. Nos referimos al I Encuentro de Profesionales con Cerveceros Belgas que tuvo lugar el 3 de dicho mes en la Casa del Embajador Belga en Madrid y organizada por el Flandres Investment and Trade. El organizador del evento, Sr. Dirk Verlee, recibió a cada uno de los asistentes en la entrada de la residencia, un detallazo, sumado al completo dosier informativo compuesto de pendrive con todas las cervezas representadas, cuaderno informativo que hacia las veces de cuaderno de notas y una sería de cuadernitos publicitarios.

El encuentro giró en torno a 12 cerveceras de la región de Flandes entre las cuales se encontraba De Halve Maan, cervecera de Brujas conocida por el bufón de la mayoría de sus botellas (Brugse Zot) y la Bière Du Boucanier, la cerveza del “Boucan” fabricada en Ertvelde, cerca de Gante, de gran graduación alcohólica y triple fermentación y otras marcas en mayor o menor medida conocidas.

Sint Jozef

El evento se organizaba en 2 salas y una pequeña terraza donde cada productor montaba su mesa perfectamente dispuesta con sus vasos, botellas y publicidad o merchandising. Todo con un gran mimo y detalle, la mayoría de los representantes de las fábricas sólo hablaban inglés, aunque alguno hizo un gran esfuerzo por comunicarse en castellano, pero el idioma común esa mañana fue el inglés.

No podemos dejar de hablar de las personas con las que compartimos y aprendimos toda la mañana, el primero de ellos Javier, La Tienda de la Cerveza, que sin el no habría podido asistir gracias a mi mala cabeza y errores en envios de correos, a Nicolas de la Cervecería  L’Europe, Gonzalo de Humulus Lupulus, JAB, de la Cerveteca de JAB y Labirratoriun, Xema de la Birrapedia, Ximo de Beers & Travels, Ernesto de Cervezorama e Yria (productores de las Guineas) y alguno mas que la cerveza no me permite recordar.

Tener en cuenta que hablamos de 12 productores cuyas referencias hacían un total de 60 ni que decir tiene que fue una tarea imposible probarlas todas, pero en gran medida muchas ya las había probado y otras no me entraron por los ojos, además de dejarte aconsejar un poco por la gente que te rodea. Afortunadamente, otro detalle mas que agradable, era que por todas las salas se repartían bandejas con embutidos belgas, queso y mostaza que permitía dar un respiro a los cuerpos demasiado alcoholizados jejeje.

Petrus Winter 9

Intentaremos dar a conocer tanto las cervezas como las fábricas de las cervezas que probamos ya que el propósito del encuentro fue ese mismo, acercar la cerveza belga a los comerciantes españoles.

Andábamos algo abrumados por las características de la residencia, como podéis ver en las fotos todo muy clásico, no sabías si dejar la copa en una mesilla por si era decimonónica jejeje, pero ese corte se quitó rápidamente con el alcohol. La primera de las visitas realizadas fue para probar las cervezas de la Fábrica Bavik’s Bier, localizada cerquita de Gante, Bavikhove. Sorprendentemente es una empresa familiar y la cuarta o quinta generación sigue rigiendo el destino de la marca, a la cual debemos cervezas como la Petrus Oud Bruin, Petrus Triple, Petrus Speciale y recientemente la exitosa WitteKerke (que nace de la mano de la serie de la TV Flamenca de éxito WitteKerke). Precisamente ésta fue mi primera elección, la Wittekerke Winter White, galardona en 2013 con el WBA Europe’s Best Strong Wheat Beer 2013. Una cerveza tipo Witbier de 7.5 % de alcohol que da una vuelta de tuerca al estilo. Bastante compleja y aromática, en vaso presenta un tono naranja pálido, turbio, con una espuma blanca y persistente. Los aromas que pude percibir eran una compleja mezcla de plátano (propio del estilo), naranja, cilantro, notas del trigo y un poco de la malta, levadura y algo de lúpulo. En definitiva una cerveza de trigo muy aromática y muy compleja, destacar también algunos toques a especias, quizás algo de pimienta, pero esto es algo que no sé definir y ciertos toques achampanados. En boca se nota especias, la presencia del alcohol perfectamente integrada y, otra vez, ese toque achampanado. Al tragar me dejó un cierto toque picante y un retrogusto a trigo bastante marcado. Una cerveza con un cuerpo excelente y una buena carbonatación. Sin lugar a dudas, en mi modesta opinión, una de las mejores cervezas que probé aquella mañana, y es una pena que sea una cerveza estacional, porque bien podría tomarse en el veranito madrileño. Un birrote perfectamente equilibrado con un montón de matices diferentes a lo que acostumbro a tomar en una Witbier.

Camaraderie AleTambién de Bavik, pude probar una cerveza que es desconocida hasta para los belgas, La Camaraderie Ale, que se centra en el mercado americano. La cerveza nace como una colaboración entre Bavik y BJ’s y, casi en exclusiva, se vende en los restaurantes de estos últimos. Como todos sabéis los productores americanos son dados a cervezas muy cargadas de lúpulo, aromáticas y amargas y por el contrario los productores belgas se centran mas en sabores propios de la fermentación, frutas, algo de especias ( sobre todo en Flandes es muy característico en la cerveza los sabores ácidos producidos por la prolongada fermentación y las maduraciones en barricas de roble). Así que el objetivo de la colaboración era sacar una cerveza que mezclase estos matices, americanos y belgas. Bavik aporto la cerveza base, la Petrus Aged Pale ( dos años de maduración en barrica de roble) y los americanos aportaron la receta de las adiciones de lúpulos, Cascade y Amarillo. Con todo esto La Camaraderie Ale ha sido galardonada en 2013 con un WBA Europe’s Silver Imperial IPA. Es una cerveza Imperial IPA de 8 % de alcohol cargada de matices. En vaso tiene un color amarillo pálido con una corona de espuma ligera y poco persistente. En nariz yo percibí aromas cítricos, algo así como pomelo y florales que tampoco fui capaz de definir. En boca si que es mas sorprendente, se percibe algo de pan tostado quizás, tiene un cuerpo medio al igual que su carbonatación y lo que mas me gusto fue como se combina perfectamente el amargor de los lúpulos americanos y el acidillo final aportado por la base de Petrus.

Para terminar con Bavik, me decidí por probar una de sus estacionales, la Petrus Winter 9, que sólo se produce en noviembre una vez al año. Es una cerveza Belgian Strong Ale potentilla de 9 % de alcohol pero este último muy bien integrado en la cerveza haciendola muy peligrosa. Entre los aromas que pude percibir destacar algo de regaliz, caramelo, canela y bueno supongo que se podrían sacar alguno mas. En boca percibí claramente el caramelo, quizás algo de pan tostado y canela. Para mi lo que le hace una buena cerveza de invierno es que se va dando paso poco a poco de lo dulce a los matices maltosos finalizando con un toque ligeramente amargo.

PaljasDespués de la sobredosis de Bavik, pasamos a una cervecera recién nacida, Brouwerij Henricus, que nació en febrero de 2013 está localizada muy cerquita de Brujas. Solamente tiene en producción dos tipos de cervezas que comparten, como característica, los lúpulos empleados, Magnum, Styrian Golding, Saaz y Kent. La primera que tomé fue la Paljas Blonde, en la terracita de la estancia del embajador. Una cerveza Belgian Ale de 6 % de alcohol y 30 IBUS. En el vaso su presencia era de color dorado muy clarito, con una ligera corona de espuma. Los aromas que destacaría son los cítricos, toques de la malta y levaduras. En boca es una cerveza con un cuerpo ligero y buena carbonatación. El lúpulo esta en todo momento presente dejando un regusto amargo seco mezclado con algo picante muy logrado. Una buena cerveza de colegueo.

La segunda de las referencias de esta marca que pude probar la, Paljas Bruin, de 6 %  de alcohol y 25 IBUS. En el vaso se puede ver una cerveza de color marrón oscuro con una buena corona de espuma persistente. Los aromas que pude percibir con mi narizón  fueron maltas, sobre todo, algo de caramelo y frutos secos pero esto último aún no soy capaz de identificarlo con claridad. En boca me pareció una cerveza agradable, donde la malta tenia mucha presencia, algo afrutada,  caramelo y un ligero amargor bastante agradable.

Tras el frío de la terraza solo quería calentarme con una cervecita, y la elegida fue una conocida de cervecera Brouwerij Roman, la Sloeber. Esta fábrica es otra de esas que aun continúan en manos de la familia desde hace unas 14 generaciones. La Sloeber, comentada como una buena alternativa a la afamada Duvel, es una cerveza de tipo Belgian Strong Ale de unos 7.5 % de alcohol. Una cerveza de aroma dulzón, caramelosa, algo cítrico y toques de la levadura. El alcohol esta muy bien integrado y mezcla cierto amargo seco  y picante en boca.

Encuentro cerveceros belgas madrid Seef BierUna de las cervezas que me llamó la atención por lo desconocida para mi fue la Seef Bier. Una cerveza recuperada de una receta antigua muy popular en Amberes en el siglo XIX, tanto que hay un barrio llamado Seefhoek. Esta pequeña compañía cesó su producción en 1930 y tras mucha investigación se recuperó la receta original volviendo a producirse desde marzo de 2012. Desde su vuelta al mercado ya ha sido galardonada con premios como la medalla de oro el el World Beer Cup 2012 Other Belgian Style Ale y el World Beer Award 2013 Europe’s Best Belgian Style Ale.

Encuentro cerveceros belgas madrid Brouwerij Pirlot - Kempisch Vuur Hoppergod

Tras un buen número de cervezas en el cuerpo y limpiado el paladar con un buen queso con mostaza, junto con los compañeros mencionados, nos acercamos al puesto de otra desconocida para mi, Brouwerij Pirlot. Muy cerquita de Amberes producen su serie de referencias base, las Kempisch Vuur. De las presentadas me decidí por la Hoppergod, una IPA tipo belga de 6 % de alcohol. Una cerveza que sembró la duda entre los asistentes, algunos de los cuales, detectaron aromas a estiercol, pis de caballo, paja sucia o incluso a pañal de recién nacido jejejeje (José Antonio, JAB, que gran momento) y tras esto la duda sobre la contaminación del lote planeó sobre dicha cerveza. Para mi la cerveza no estaba contaminada, simplemente se han complicado un poco la vida. Se presenta en vaso con un color dorado turbio y una buena corona de espuma no demasiado persistente. Los aromas que yo percibí bailaban entre notas a heno, paja pero también ciertos toques a cítrico y algo láctico, como yogurt. En boca mejora un poco, algún toque cereal, muy marcado el amargor del lúpulo que crece en cada trago. Cierto regusto ácido envuelve la boca.

Encuentro cerveceros belgas madrid Brouwerij De BieAl lado del puesto anterior, estaban los chicos de Brouwerij De Bie. Una cervecera artesanal que nació en 1992 en Watou, muy cerquita de Poperinge, en la frontera con Francia. Ahora se encuentra en un nuevo emplazamiento (Wakken, cerca de Waregem) donde combinan la producción de hasta 10 referencias, con el turismo cervecero rural y la gastronomía local. Bueno yo quería algo diferente, llegado a este punto y me dejé guiar por la imagen de la Zatte Bie una cerveza tipo Belgian Strong Dark Ale de 9 % de alcohol. Una cerveza complejilla elaborada con 6 maltas, en la copa presenta un color negro con una corona de espuma beige de un centímetro mas o menos que con el paso del tiempo termina en un anillo pegado a las paredes del vaso. La espuma se alimenta de una columna de burbujas que se origina en el centro de la base de la copa y brota como una columna hasta la superficie. Esta cerveza me gusto mucho por los diferentes matices a medida que tomaba temperatura o bebías un trago. En cuanto a los aromas evolucionaba constantemente desde café, dulce, avena, miel y toques a barril (no se como decirlo), madera algo parecido. En boca es una cerveza cremosa, con notas a café y tiramisú, redondeándose la malta en boca según se va tomando y dejando toda la boca impregnada de un gran cuerpo. Cierto punto amargo destaca también en esta cerveza, pero superado por la contundencia y el cuerpo de la malta, y el alcohol está perfectamente integrado recordando al coñac sobre todo cuando queda poca cerveza en el vaso. A esta cerveza fantástica le siguió la Blonde Bie de estilo Blond Ale de 8 % de alcohol. No se bien que decir, ya que tras su hermana morena y el queso con mostaza…. en fin decir que en vaso presenta un color dorado clarito con una corona de espuma abundante. Los aromas que yo destacaría son las especias, cítrica y algo de cilantro. En boca, mi percepción inicial, es de una cerveza dulzona a la vez que picante y que envolvía muy bien la boca.

Encuentro cervecero belgas Haacht Mystic Peach

Imaginaros como estaría después de semejante ritmo, que me dejé llevar por el consejo de Javi y JAB y me anime a  tomar una cerveza que para nada es mi estilo. Todos conocemos de sobra la Brouwerij Haacht, famosa por sus Charles Quint, pero en esta ocasión fue una Mystic Peach, algo que no es habitual en mi, la que paso por mi paladar mas que tosco. Una cerveza de frutas ligera de 3.7 % de alcohol, elaborada con un 25 % de melocotón natural, característica que la hace algo distinta al resto de “frutitas” que he probado. Una cerveza cuya presencia en vaso es de un amarillo palidísimo, con una corona de espuma finita. El aroma destacable es el melocotón, lo dulzón y algo de trigo. En boca es muy dulce, obviamente melocotón, algo de trigo y un final seco que la hace una cerveza curiosa dentro de su rollo.

Boeder JacobY llegado este punto del día tocaba quemar las naves en Boeder Jacob, una fábrica relativamente joven tan sólo 4 años en producción. Las cervezas que pude tomar, alguna a medias, fueron la Jacob Double Port Jacob Double Espresso. La Doubel Port con sus 9 % de alcohol resulta una cerveza compleja y licorosa (ya que esta envejecida en barrica de oporto). Los aromas son complicadillos de los cuales pude apreciar los obvios,frutas, chocolates y especias, se asemeja salvando las distancias a una Chimay Blue. En boca se nota mucho el envejecido y el regusto licoroso, pinceladas de frutas rojas y algo de chocolates derivados de las maltas y muy dulzona. Su apariencia en vaso es marrón oscura con una potente corona de espuma. La Double Espresso es un cafetaco, no tiene otra definición. Con 7.7 % de alcohol es una cerveza con claros matices cafetosos y torrefactos tanto en nariz como en boca. Me recuerda a un Espresso, obvio, pero es una cerveza perfectamente equilibrada. En este tipo de nuevas cervezas es donde se ve que en Bélgica no siempre se sigue el estilo propio al pie de la letra y se empieza a innovar para llegar a nuevos mercados.

Encuentro cervecero belgica Troubadour

Ya llegando al final y con prisas nos fuimos al puesto de Trobadour, fundada en el 2000 por 4 amigos, ingenieros, tras varios años de pruebas. Son conocidos como Les Musketeers de la cerveza, supongo que por ser 4 jajaja. En este caso sólo pude tomar la Troubadour Magna, pero mas que suficiente para saber que hacen unas cervezas brutales. Esta cerveza fue una de las mejores que pude tomar a lo largo de la mañana. Una cerveza de 9 % de alcohol y 50 IBUS con aromas claramente afrutados, resinosos, toques a melocotón y muy marcado el lúpulo. En boca se perciben toques a frutas cierto toque de la malta muy alcohólica y de una amargor seco al final muy interesante y persistente.

Finalmente me acerqué por el puesto de Bière du Boucanier, ya por todos conocida, donde pedí una Caribbean Ale. Una cerveza de estilo belga con 6.5 % de alcohol, muy refrescante. En nariz es una cerveza cargada de especias como el anís y el clavo y toques afrutados. En boca se pueden apreciar las especias ya citadas y los matices de las frutas, es ligera, seca,  muy bebible y refrescante.

He de decir que después de todas estas cervezas uno acaba perdiendo el sentido del gusto, tomar una Magna o una Caribbean tras una cerveza tan cafetosa como la Jacob no es que sea lo ideal para poder apreciar los matices de dos cervezones como estos pero bueno uno intenta opinar en la medida de lo que recuerda y apunto en mi cuadernito de notas, que ya ha sufrido varios atentados jejeje, verdad Gonzalo’.

Antes de acabar agradecer a todos con los que compartí la mañana el buen rato pasado y en especial a Javier, de La Tienda de la Cerveza, ya que sin el no podría haber asistido a un evento tan interesante y divertido.

Un saludo a todos y espero que alguna de las cervezas comentadas os sorprendan y que las comentéis por aquí.

Anuncios

4 comentarios el “Crónica del I encuentro de profesionales con cerveceros belgas

  1. SUPERINTERESANTE EL EVENTO CHICOS, LÁSTIMA QUE A MI NO ME INVITE NADIE JAJAJA, NOS IBAMOS A REIR UN RATO ( Y ME IBA A LLEVAR UNA BOLSA LLENA DE BOTELLAS Y CHAPAS JIJIJI )
    LO DE LOS PAÑALES DE JAB……ES QUE LE TOCA MUY DE CERCA LA PATERNIDAD Y ES UN OLOR QUE SE METE HASTA LOS HUESOS JAJAJA.
    ME ALEGRO DE QUE LO HAYAS PASADO BIEN, LA COMPAÑIA ERA FENOMENAL DESDE LUEGO.
    SALUDOS!! ;D

    • Hola Jorge, al evento se podía ir por ejemplo, acreditandote como prensa. Te pondrías las botas sin lugar a dudas jajaja yo me lleve alguna botellita por la cara y un pedillo para recordar. Además no había demasiada gente con lo que no te agobiaba.
      Un saludo Jorge y gracias por el comentario

    • Esto contigo, la Magma me encantó y la Wittekerke igual, el tema es que empezamos muy fuerte y quizás quitamos oportunidades a otras cervezas mas ligeras, pero bueno. A mi me gustó mucho la Camaraderie de Petrus, una cerveza que mezcla lo americano y lo belga, para mi gusto, genial.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s